LAS CABRAS (O GIRLS versión criolla)

Imagen

Lena Dunham (GIRLS de HBO) te tengo la media historia, anota: Érase una vez grupo de amiguitas que decidió entrar a la universidad a estudiar humanidades por el más puro amor al arte y sólo por el placer del conocimiento. Una de ellas eligió literatura inglesa, otra prefirió la historia y la otra integrante del grupo, las artes. Todo iba viento en popa hasta que llegó el momento en donde suena Carmina Burana a todo volumen: El de enfrentarse a la vida laboral, habiendo estudiado estas carreras tan productivas para el sistema. Para dos de las amigas la cosa se complicó más, pues, deben mudarse de Viña a Santiago para seguir con sus estudios de postgrado en… SÍ, HUMANIDADES.

Hay que decir que las amigas emprendieron una laaarga búsqueda de trabajos que tuvieran algo que ver con lo que estudiaron (lo que con un pregrado se resume a hacer clases en algún colegio, trabajar en una galería, hacer clases particulares, etc.). Eso llevó a estas mujeres a experimentar los más diversos estados: Primero, el de optimismo que se requiere para repartir currículums por la gran capital sin conocer mucho de las líneas del metro; segundo, el de histeria colectiva que se denominó: “Necesito AHORA una pega para pagar el arriendo, el magister, y que encima me coincida con el horario del bendito magister”, y finalmente, llegaron al estado de: Necesito cualquier hueá que me dé plata (cabe mencionar que en todo este proceso se han barajado múltiples alternativas entre las que están: Los servicios de scort, dama de compañía, stripper, etc. Los que fueron descartados de inmediato por la alta inversión que se requiere en el body).

Sin duda, la búsqueda fue un momento crucial, pues estas amigas se toparon con: “No…necesitamos a alguien con dos años de experiencia mínimo”, con una fila interminable de profesores mayores con muchas horas de aula en el cuerpo y con la más terrible de todas las maldiciones...”No, no hay flexibilidad en el horario”.

En estos momentos la historia va así: Una trabaja en un local de comida picando los más diversos alimentos y haciendo amigos. Las otras dos trabajarán de operadoras telefónicas recibiendo los halagos de los clientes hacia una compañía que los estafa, y también conocerán nuevos amiguitos. Claro está que ninguna de ellas previó esta situación, también está claro que invertirán el capital que reúnan para avanzar en lo que les gusta, y más claro que todo está, que si no existiera el dinero, muchas más personas habrían elegido la literatura, la historia y el arte.

Srta. Gé

3 thoughts on “LAS CABRAS (O GIRLS versión criolla)

  1. Ese fue mi marzo del año pasado. Mi primer trabajo capitalino significaba estar parada en Alcántara (en la estación del metro) a las 5 y media am y permanecer allí hasta las 10 am. Además para llegar allí viajaba una hora … y sipo … en transantiago.´Aún agradezco no haber muerto en el intento. Por cierto yo tenía que sumar un gran pero —–> no podía tener contrato porque no puedo dejar de ser carga familiar de mi papá, es decir nada de afp ni fonasa (podían quitarme la ayuda de la pega de mi papá lo que recortaría heavy mi presupuesto para el magister). Ojalá pudiera ser junior o hacer los trámites de una oficina… pero hasta para eso se necesita EXPERIENCIA.

    • Sí, el mundo laborals es terrible.
      ¿¿Cómo vamos a tener experiencia si no nos contratan digo yo??. A eso súmale que encontrar una pega en donde el empleador realmente cumpla lo que promete significa que Dios te ama mucho:/

  2. Pingback: GIRLS VERSIÓN CRIOLLA PARTE 2: DESTRUIR EL SISTEMA DESDE DENTRO (?) | Dobleclicktoris

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s