Prejuicios v/s Placer

El otro día escuché en un programa terriblemente cuma (me gusta esa palabra) algo que me hizo mucho sentido “El mayor enemigo del placer son los prejuicios”. De esta sugerente frase saqué dos conclusiones que me animan a escribir. La primera, es que se puede aprender algo hasta de una producción mula y de escaso presupuesto como la que estaba viendo esa noche, y la segunda es que, en la vida, y  especialmente en el sexo esta frase es totalmente cierta. Siempre he pensado que cuando la gente dice “sexualidad diversa” es una redundancia ¿Cuál es la sexualidad no diversa? ¿Gente que folla misionero toda la vida?…pero bueno, más allá de eso, la cosa es que creo que siempre y cuando -dos, tres, cuatro, o mil- adultos en total consenso decidan hacer determinado acto sexual, es absolutamente válido, y me parece, a lo menos, patético  que exista gente que se sienta facultada moralmente para juzgar eso. Entiendo que personalmente pueda o no gustarte algo, pero de ahí lapidar a alguien por hacerlo creo que hay un mundo de distancia.

¡¡¡Me molesta tanto la gente moralina!!! esa sensación  crece y hace salir al hulk que llevo dentro cuando el enjuiciamiento se convierte en una fijación respecto del actuar sexual de las mujeres. No se trata de ser mojigata, la verdad es que no conozco persona que no haya pelado a otra alguna vez en la vida –la mamá de una muy buena amiga nos decía: “pelar es sano chiquillas”-, no obstante cuando una situación que podría ser puntual se convierte en una constante en la personalidad de alguien, me retuerce las tripas. Peor aún, personas que como máximo insulto etiquetan a otras de calientes…¿Qué onda? ¿Qué insulto es ese? ¿Es malo ser caliente?…lo que nuevamente me genera una inquietud existencial ¿Serán acaso todxs los jueces (zas) de la moral frígidxs o algo por el estilo? o bien ¿lo harán sólo por deporte?

Ahora…el colmo de los colmos es cuando entre mujeres, nos tratamos de maracas por hacer tal o cual cosa…más aún cuando más de alguna de esas que apunta con el dedo,tiene, como diría por ahí mi sabia progenitora,  tejado de vidrio

 Tengo amigas que me dicen que no tengo filtro (incluso algunas me han dicho que esta manera de pensar se me va a pasar cuando madure), pero la verdad, prefiero mil veces gastar mi tiempo en pensar que performance prefiero yo en el acto (jiji y por supuesto llevarlo a cabo) que andar clasificando a la gente por como le gusta follar o ser follada.

 

Se despide, siempre expectante y corrompida por la ciudad

Carmela

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s