Patas Negras

Patas Negras… Que concepto más rebuscado para calificar a quién goza de la vida con otr@s que tienen compromisos o parejas “estables” durante años.

Porque si lo piensas bien, ¿qué mierda significa ser “patas negras”? Yo me miro las patas y las tengo más blancas que nunca a pesar de que fui causante del quiebre de una pareja de seis años de pololeo. Pero al caso, el concepto viene bien. Y es que quizá, se homologue a quien no debe dejar huellas en su camino después de la salida de un “cinco letras”, o de un encuentro cercano sea donde sea. O bien puede ser por andar en esos mismos a pata pelá, que creo que es lo más correcto en el caso de varios. Pero puta no sé.

La cosa aquí es la siguiente: ¿quién no ha sido patas negras alguna vez en su vida? O ¿quién no ha cagado a otro sólo por la mera cuestión de sentir placer? Quien este libre de moteles y webeos a escondidas que tiré la primera piedra.

El problema está cuando el placer se transforma en capricho o en lo que es peor.

Si pensaste en la palabra “enamorarse” y los derivados de ella… sí, estas en lo correcto.  Eso es lo peor, porque como “patas negras” debes asumir ese papel para el resto de tus días, al menos en teoría. Pero es bueno hacerse esa idea, ya que el sueño de algún día ser la señorita “uno” se borra de tu existencia por ser patitas negras.

Pero pensándolo bien ser la “primera” o la “única” no tiene brillo para quienes son patas negras. Si las “primeras” fueran  “buenas”, los seres cromosoma xy no te buscarían. Al menos, el premio de consuelo es ese, saber que te buscan porque eres mejor… pa’ la cama, o pa’ lo que sea.

Lo anterior, me lleva a pensar que el seudónimo “patas negras” no debería ser considerado así para nosotras las féminas, por que no entregamos nada malo haciendo lo que hacemos. Ser considerada una parte del cuerpo que es fea y tal vez mal olor (como son las patas), no debe ser así en este caso. Deberíamos ser reconocidas como las vaginas arcoíris, pensando en un binomio “parte del cuerpo- color” como lo es “patas- negras”. O bien, que se yo. Abran sus mentes e inventen otro dicho para nosotras las que no hacemos más que disfrutar la vida.

Atte.

Juana la Loca.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s