PEDRO LEMEBEL: ¡Te veo en el cielo corazón!


lemebel1

“La Pelá es mujer, y entre mujeres una siempre se las puede arreglar” (El Lugar sin límites), ¡Pero niña ya basta, las colizas nos estamos quedando huérfanas!. Primero te llevaste a la Hija de Perra, y ahora a Lemebel que era la soberana, la matriarca de los teresos y camionas barriobajeras… simplemente NEFASTO. A ver si escribiendo esto  siento el pecho un poco menos tomao.

Mi experiencia con Lemebel empezó de quinceañera MARGINAL (lo pongo con mayúsculas por lo poblacional, provinciana y Leslie), a penas lo leí pensé: ¡Esto como que me toma!, y así po, la sangre tira cuando una se topa con alguien que escribe desde un lugar que se parece al propio, del lugar del pobre que más encima sacó el premiado y salió maricón. De más grande, y conociendo momentos de culto que protagonizó como: las acciones de las Yeguas, el Manifiesto leído en un acto de la izquierda política en los 80, el escupitajo a Cruz-Coke, su paso por “De Pé a Pá” -dejando negro a Carcuro- y tantos otros, admiré primero lo insolente (eso que son los rotos cuando dicen algo cierto) que con Dictadura y todo no se le pasó nunca, y me encantó también lo resentido, porque aquí parece ser un valor poner la otra mejilla. Creo que reivindicó ese sentimiento al mostrarse orgullosamente puteado por las innumerables metidas de pico en el ojo (recibidas por lxs mismxs de siempre) que siguieron el compás de la sospechosa “cueca democrática” que empezamos a bailar en los 90.

Pienso que, aunque suene muy cliché, la Pedro es excepción a varias reglas, ¿cómo fue posible que alguien que nació en el Zanjón de la Aguada -con guarenes en vez de peluches como él decía- haya trascendido como escritor en un país de enorme determinismo? Él debió haberse perdido, debió difuminarse como varixs en sus crónicas porque eso es lo que corresponde cuando no tienes apellido, plata, etc. Por otro lado, creo que Pedro fue bien distinta incluso dentro del mundo cola, donde la misoginia está igual de presente que en todos lados: Pedro Mardones pasó a ser Pedro Lemebel (apellido materno) como gesto de alianza con lo femenino que siempre se ha relegado a un lugar secundario.  En fin, creo que la imagen de la loca sigue siendo incómoda en este país, ¿se imaginaban a una loca con esa lengua izquierdosa, corrosiva y bien puta, ganándose el Nacional de Literatura?

Me parece que esa lengua desobediente nos tocó a varixs, te seguiremos nombrando y me apunto para hacerte una animita que diga: Santa Lemebel patrona de Camionas y Teresos de las periferias, allí iríamos a conversarte eternamente  y a encomendarnos antes de ir a alguna marcha o antes de entregarnos a las noches de fleteo marihuano.

Yo trabajé en… seguros Cencosud París Metlife,

4_tarjeta_mas_roba

Un verano trabajé en un call center, que pertenecía a seguros cencosud parís metlife. Al principio, no le tomé mucha importancia, era mi primera experiencia en un call center y no duraría mucho ya que lo hacía para juntar dinero para las vacaciones.

Al principio, lo primero que hicieron fue darme un script con lo que tenía que decir, estudiarlo y “arreglarlo” para que saliera de forma natural y no tan máquina. La naturalidad era importante, porque como todo buen vendedor, así uno “engancha a las personas”. Tenía experiencia en ventas. Obviamente en los primeros 5 segundos de conversación uno tiene que lograr, llamar la atención del cliente, y deducir qué tipo de cliente era.

En mi caso, me dijeron que era clientela “fácil”. Me toco vender seguros para adultos mayores. Así es. Eso era para ellos “clientela fácil”. Y yo vendí mi alma al diablo. Porque te pagan por comisión y como trabajaría un mes, la idea era irme con todo lo que pudiera sacar en ese tiempo.

La base de datos, contenía un millón de números de adultos mayores, que fueran clientes o tuvieran tarjetas cencosud (parís, easy, jumbo, santa Isabel, Johnson). Uno de los comentarios de mi jefa (más terribles para mí) fue “te toco fácil, los viejitos siempre están solos, así que tu mételes “conversa” y caen rápido”. Peor fue comprobar que eso era cierto.

Al principio, no pensé que era tan diabólico, ofrecía el producto y claro, me empezó a ir bien. No me parecía malo lo que ofrecían por $4.500 pesos chilenos mensuales. Tampoco me molestaba hablar con los adultos mayores, la mayoría de las veces era agradable y efectuaba una venta, fueron muy pocos los que me rechazaban, y nunca de mala manera. A veces me alegaban cosas que tenían que ver con la tarjeta, pero yo nunca me puse la camiseta censosud metlife, así que los entendía y les decía como consejo que la cerraran, obviamente cuando mi jefa no estaba encima de mí, aunque claro las conversaciones eran grabadas, pero me daba lo mismo.

Un día, sin embargo, me toco llamar a una señora de la novena región, vivía sola, muy agradable. Hablamos como una hora. Obviamente acepto mi venta, pero, al final me dice que es analfabeta y que no había entendido ni la mitad de las cosas que le había ofrecido, pero estaba feliz de que alguien la escuchara. Partió mi corazón. Ya había hecho la venta. Sentí culpa el resto del día y empecé a analizar el seguro. Era una estafa.

El script estaba muy bien hecho, cerraba todas las frases con un “sí”. Técnica para lavar el cerebro, de tantos “sí” que escuchaban terminaban aceptando. Y frases como está de acuerdo?. Blah blah blah  todo estaba hecho para que terminaran consintiendo. El seguro costaba $4500 pesos mensuales, y si lo encontraban caro había que decir, “si lo piensa son $150 pesos diarios”.

Ofrecía un seguro médico, en el script decía que si se rompía hasta tres huesos, lo cubría, en caso de accidente. Lo que no decía, era que eran ciertos tipos de huesos, por ejemplo, si se rompe el cubito, lo cubre, pero los metacarpianos no. Y lo peor es que sólo cubría el izquierdo, o sea se rompía el derecho y no corría el seguro. Además que eran también “cierto tipos de accidente”.

Otro servicio era el de ofrecer gasfitería, plomería y los típicos trabajos del hogar. Ellos solo tenían que llamar y llegaba a la puerta de la casa la solución, lo que tampoco salía en el script era que el seguro lo único que hacía era contactar el servicio. Una vez que llegaba a la casa ellos tenían que pagar por todo igual ¡Chantas!  Porque el script daba a entender que eso corría por el seguro.

Y el último era la ambulancia en caso de emergencia, pero por supuesto eran “ciertos tipos de emergencia” que no salían en el script. Una basura.

Al pasar el mes, no podía con la consciencia, varios adultos me decían, ¡pero $4.500 pesos mensuales es mucho! Yo vivo con $100.000. Y que argumento daba frente a eso? Si es la realidad. La estúpida frase, “pero piense que son $150 pesitos diarios”

Algo “bueno” del seguro es que tenían 45 días hábiles para retractarse del seguro, ya que el primer mes era “gratis”. ¿Por qué bueno?  Siempre llevaba una libretita en la que anotaba todas mis “ventas” (Por supuesto la comisión era a partir de 30 ventas mensuales, ventas que cumplí, y que por supuesto no me pagaron, con la excusa de que “las dieron de baja”, me dieron un bono por “desempeño”) al salir de ahí, busqué mi libreta y me di el tiempo de llamar nuevamente a todos los adultos mayores que había estafado, la mayoría de las veces pedí hablar con sus hijos y les expliqué toda la situación, y que se retractaran del seguro, la mayoría de las personas me dieron las gracias y la verdad es que no lo hacía para limpiar mi consciencia, era por ellos. Aunque claro que me sentí mejor. Esa vez las conversaciones no eran grabadas, no había script, no fueron frente a computador y las disfruté mucho más.

Para finalizar, quizás no todos los call center sean tan malos. Aunque es un trabajo en el que no te pagan bien y estás sentado todo el día frente a un computador, llamando desde las 8 de la mañana a las personas, hasta el día domingo. No lo recomiendo, a pesar de que estés desesperado. He escuchado que en algunos call te llevan masajistas y el trato es mejor, y por supuesto no todo son de “ventas”.

Después de eso, igual escucho a las personas que me llaman para ofrecerme algún servicio y los trato amablemente, si no es su culpa trabajar para Satanás.

Esta demás decir que seguros cencosud metlife son engañosos, siempre lean las letras pequeñas al recibir el contrato, sus seguros no tienen coberturas. No dejen tan solos a los adultos mayores. No sé porque Snoopy es la cara de esa basura, no creo que a Charles Schulz le hubiese gustado eso. Y nadie NADIE te puede asegurar la vida.

Pentu

Odio no-no-no…Amor sí-sí-sí

images

Yo no viví el Golpe, de hecho, como muchos fachos dirían hoy, no estaba ni siquiera en los planes de mis padres (aunque claro, nunca lo estuve, pero ese no es el tema), es quizás por eso que no crecí con miedo a Pinochet. Mi abuelo, que estuvo en clandestinidad, que fue preso político y  por ende torturado hasta el hartazgo, vive con justo miedo a la dictadura y sus resabios. Creo yo, que nadie podría juzgarlo.

Esto puede sonar trivial pero en mi mente de cabra chica, Pinochet siempre fue una especie de Voldemort…mis fantasías infantiles versaban sobre un héroe colectivo que cobraba la peor de las venganzas a quien había sido el causante de tanto horror, de tanto mal.

Mi tránsito fue más o menos así:  pasé por la total perplejidad de no entender por qué cresta alguien se arrogaba el derecho de quitar vidas a otros, así por el simple hecho de pensar el mundo de manera distinta. Luego, por la pena infinita al comprender que miles seguirían siendo asesinados (metafóricamente hablando) todos los días a causa de la invisibilización de sus muertes en aras de la gobernabilidad y de la democracia… y por último, llegué a un estado de rabia enorme frente a todo lo que fue y que, peor aún, sigue siendo la dictadura hoy en día. Sé que esto último puede sonar terrible porque, efectivamente,  no presencié en carne y hueso la atrocidad esos años, sin embargo, como dijo antes que yo una buena amiga, día a día vivimos en la tétrica máquina que se conformó tras el Golpe y cuyos engranajes no demoraron en aceitar los nuevos rostros tras el retorno a la democracia.

 Vivimos con la tristeza de madres y padres  que esperan a sus hijos o con el dolor de ver las secuelas de la tortura en quienes amamos… Entonces, frente a este último estado, que guarda un poquito de los dos anteriores, hay quienes hoy día creen insultarme diciéndome resentida, incluso  hay gente de esa izquierda-súper-progre que no puede entender cómo, de alguna forma, he asumido ese resentimiento como parte de mi identidad política. Naturalizando el discurso de la reconciliación, les parece absurda la incomodidad frente a la injusticia (no solo aquella relacionada con la violación de los DD.HH., sino que a sus variantes económica, social, etc.), porque ser progresista y  respetar la democracia pasa, según ellos, por librarse del odio y de la pena que nos causa el estado actual de las cosas (como diría la Abuela Pamela Jiles: ODIO NO, NO, NO – AMOR SÍ, SÍ, SÍ), y como ser progresista está de moda debemos seguir al pie de la letra su manifiesto. Esto último me parece vomitivo, en serio.

Sin el ánimo de querer hacerme la shuperlocaintelectual, el mismo Eric Hobsbawm deslizó por ahí la idea de que el resentimiento fue (y sigue siendo, según yo) una forma primigenia de resistencia, lo que en algún momento aunó ciertos movimientos sociales…entonces ¿Por qué no reivindicar el resentimiento? ¿Por qué tener que dar las gracias cada vez que nos patean el culo?

Como les dije anteriormente, yo no crecí con miedo a Pinochet, crecí con una rabia que aumenta todos los días al ver que después de habernos despojado de todo lo esencial (desde nuestras familias hasta nuestros sueños) quieren quitarnos, incluso, el legítimo derecho de estar emputecidos.

Carmela

Carta abierta a Alexis Sánchez

Me puse modo mundialera y después de conversaciones con varias de mis amigas recojo en una bella carta (?) las conclusiones a las que hemos llegado

10505422_10204424668237161_3878313631845058204_n

Alexis Sánchez (ex sujeto marginal*, ex subordinado, ex barriobajero, actual jugadorazo y mijitoricomundial), si supiera escribir poemas, te juro, de verdad te juro, que te haría uno lleno de las más bellas florituras alabando:

a)    tu abdomen del cual, pienso, hay que sacar un molde para hacer chocolates

b)     tus piernas que nos hacen felices; siempre doradas, depiladas y goleadoras

c)    tus shorts porque te marcan el poto (del cual, no está demás decirlo, también sacaría un molde) y sin temor a ponerme ordinaria, también te marcan el paquete sublime con el que tatita Dios te dotó

d)    tu boca, no precisamente por que sepa gritar rebeldía (ja), sino más bien porque está hermosamente delineada.

Alexis, disculpa si te convierto en hombre-objeto…la verdad es que te pienso socialista y creo que la continua exhibición de tu cuerpo es una profunda crítica al modelo que impone la propiedad privada. Alexis te digo, de corazón, que si supiera hacer un poema, te prometo que lo escribo pero no tengo  talento…Alexis, sujeto popular, podría decirte mil cosas cochinas pero me imagino que todas ya te las dijeron, todo lenguaje amoroso y sexual se agotó contigo…Alexis, sujeto provinciano, a veces haces que se me quite el hambre…Alexis, lo último que te digo es que si el partido es en tu contra, yo también lo dejo todo en la cancha.

(*La categoría sujeto marginal no está usado como sinónimo de cuma, sino en alusión a cualquier tipo de sujeto confinado a un margen social, de esta manera el 90% de la sociedad chilena podría ser efectivamente marginal, no lo mal entiendan)

ABORTO SÍ, ABORTO NO

 

Marcha-Aborto-07

Durante harto tiempo me cuestioné en torno a escribir o no sobre el aborto, tema  muy manoseado en estos últimos días a raíz de dos eventos: el estado crítico de una joven de 17 años tras esta práctica ilegal (denunciada por su médico y luego sometida a una caza de brujas por medios de comunicación nacionales como PUBLIMETRO Y CHILEVISIÓN, entre otros) y en segundo lugar, por la invitación de Michelle Bachelet a discutir la cuestión con altura de miras en el congreso.

Me cuestioné en torno a escribir sobre el aborto, no por miedo, no por vergüenza, porque esas dos cosas se tienen cuando unx no está segurx de lo que cree, y en este caso yo estoy segura de que el aborto debiera ser legal, gratuito y sin apellidos (el más común de todos, terapéutico). El cuestionamiento va por el lado de querer aportar algo nuevo al debate, cosa bastante difícil pues, en verdad se ha dicho muchísimo sobre el tema. Aún cuando pienso que la discusión de género y de clase son puntos trascendentales aquí, profundizaré en tres argumentos que a mí, personalmente, me hacen mucho sentido…argumentos que por lo demás, no están pensados en modo  “defender la postura de despenalización y legalización” (cariz que habitualmente tienen los que se plantean desde la perspectiva de clases y género) sino que más bien, apuntan a cuestionar la parada moralista de aquellxs que, aún siendo muy progre (cof cof, Héctor Hernández http://www.elciudadano.cl/2014/05/28/106162/hector-hernandez-el-poeta-anti-aborto/) se niegan a la posibilidad de la autonomía.

1)      Se ha repetido muchas veces que el aborto era legal en Chile hasta la dictadura, lo que es completamente cierto. Mucha gente de izquierda incluso aplaude la medida del dictador y su séquito de lameculos, pues celebra la vida. Déjenme contarles estimadxs, que la medida de la Dictadura no está pensada para defender la vida, sería una contradicción abismante frente a la barbarie desatada en la época (no profundizaré en ello ahora), por el contrario, se inscribe en el marco de la supresión de las libertades individuales, y más aún  en la supresión de la autonomía del cuerpo. Un cuerpo que está pensado bajo el ideal del orden castrense, reprimido, homogeneizado y castigado frente a cualquier alejamiento de la norma. Así que no, la medida que usted defiende no es tan altruista…lo que usted defiende es un constructo ideológico que surge en el contexto de la más horrible represión que ha vivido este país.

2)      El argumento del ser humano. Escuchamos hasta el hartazgo  que la vida comienza en la concepción. Científicamente, hay millones de estudios que apoyan esta teoría pero también hay otros que la echan por tierra. Mi punto aquí es otro… yo me pregunto ¿Por qué lxs amigxs que “defienden la vida” no están afuera de las clínicas en las que se hace fertilización in vitro haciendo sus protestas pro vida? Por si no sabe, miles de embriones que no son implantados mueren en ese proceso… si usted piensa que esas células son un ser humano…vaya y detenga el mayor genocidio de la historia.

3)      Por último está el aborto metafórico. Miles de niñas y niños son abortados día a día por sus padres y madres…y esto si que me da rabia, porque muchas personas dicen “tú puedes no querer tener un hijo, pero todo cambia cuando lo tienes en tus brazos” y sí, me imagino lo maravilloso que puede ser tener un hijo, nonononon más bien, no puedo llegar a imaginar la sensación de la maternidad…sin embargo queridxs, me parece a lo menos absurdo, creer en universales respecto del comportamiento humano. Nuevamente, instinto materno y paterno NO SON MÁS QUE CONSTRUCCIONES CULTURALES, si usted no cree en esto le invito a darse una vuelta por los juzgados de familia, los hogares de menores y probablemente, por las casas de sus vecinos o familiares. Repito, miles de estas minipersonitas son abortadas en vida y lo que es peor, ahora sí son “seres humanos” y tienen conciencia de lo que les pasa, sufren por ello. Aquí podríamos seguir hablando y hablando del aborto social que día a día viven los sujetos marginales y reprimidos, no obstante lo guardaré para otra ocasión. Creo que la discusión debiera ponerse más en cómo subsanamos este tipo de situaciones que en el reforzamiento de mecanismos para coartar la autonomía femenina.

Carmela

Sobre Papas Fritas: “Ad Augusta per Angusta”, no, eso no es Arte.

En el GAM

La Kombi en el GAM hace unos días atrás.

La Kombi hoy en Valparaíso después de la marcha.

La Kombi hoy en Valparaíso después de la marcha.

Hoy es 21 de mayo, día en que lxs ciudadanxs de Chile no sabemos si reír o llorar ante una nueva cuenta pública de Mishel Bashelé. Día en que el discurso del poder explicita su esencia perversamente estulta ante los oídos multiorgásmicos de lxs asistentes al interior del Congreso Nacional.  Una vez más, esa escena se desarrolla  al mismo tiempo que en el exterior tiene lugar la belleza misma: La protesta, que ésta vez, cuenta con una Kombi para arrastrar las vallas papales de los pacos.

Ese vehículo es parte del trabajo realizado por Francisco Papas Fritas, el que en un inicio fue exhibido en el GAM. La obra lleva por título: Ad Augusta per Angusta -que irónicamente- es el lema de la Universidad del Mar, institución estandarte del nefasto sistema de educación superior en Chile.  En resumen la operación de Papas fue la siguiente: 1) Recuperar los pagarés equivalentes a 500 millones de dólares en deudas de los estudiantes de dicha casa de estudios. 2) Quemar esos registros para liberar de ese pago a cientos de familias. Y 3) Exhibir las cenizas resultantes al interior de una Kombi, esto sumado a: Un video donde el mismo Papas relata su acción, y un diploma que indica que Francisco Papas Fritas obtiene el título de Licenciado en Pirokinesis en Estafas Educativas Bancarias.

Entre los hechos que siguieron a esta exposición destacan: Las pericias de la PDI a la obra misma, los mensajes en video y, a través de las redes sociales, que Francisco Papas produce desde la clandestinidad para instar a los demás a apropiarse de su acción, y finalmente la presencia de la Kombi en la marcha del 21 de mayo en Valparaíso. Hoy en medio de la protesta, se lanzaron los pagarés hechos cenizas a la calle y, según señalan los noticieros, “La Kombi ha sido derivada a la 2da. Comisaría de Valparaíso (…) se ha identificado que tenía órdenes pendientes por ilícitos anteriores” (Chilevisión noticias).

Ad Augusta per Angusta ha sido tema recurrente estos días, y el interés de los medios de prensa ha estado en la pregunta por si esto es Arte, sostengo que la acción de Papas Fritas no es Arte, definitivamente NO. No es Arte en cuanto es una acción que ha trascendido toda institucionalidad, tanto la museal como la legal (sabemos que el Arte no tiene ese poder). No es Arte pues, en la ilusión de relacionalidad del Arte contemporáneo, el artista delimita los modos de vinculación del espectador con la obra, en este caso, el trabajo de Papas ha sido un vehículo (literalmente) para la acción de otros que se han apropiado de este gesto; el autor ya no es Francisco Papas Fritas, y es imposible que pueda manejar el curso de esta ahora performance colectiva. No es Arte con mayúscula, porque sabemos que El Arte siempre es Arte para alguien en particular, que se expone en museos y galerías para un espectador en particular, y que se queda en ese circuito ad eternum. La Kombi y las cenizas están lejos de pertenecer a ese escenario, la Kombi hoy es universal. Los recursos formales utilizados en un principio en esta muestra, han sido subterfugio para emprender, en mi opinión, una de las acciones políticas más importantes de los últimos años.

Para finalizar palabras del amoroso joven Papas (extraídas de su FB): Les pido que crean en este proyecto, en esta obra, en este acto de amor y compañerismo (…). La obra expuesta en el GAM no será movida por mí de ese lugar, sino por ustedes, cuando deseen acabar con ella. Por favor, aprópiense de ella …Que en esta Kombi se refleje, y sea observado en Chile y en el mundo entero, el cuerpo social asesinado de nuestra clase trabajadora, privada de libertad. Que la Kombi sea quemada como obra de arte y se apropiada por ustedes, por todos, que son dueños de esta y de su libertad.   

Atte. Srta. G.

Las ventajas de destruirse en la adolescencia

miley

Una noche, entre cervezas, pichanga sureña y Miranda de fondo, el equipo de dobleclicktoris empezó a recordar los viejos buenos tiempos de adolescencia. Nos dimos cuenta de que no terminamos tan mal como algunas personas que hicieron de nuestras vidas, en ese entonces, tema de conversación habitual en cuanta reunión moralina tuvieron. Promiscuas/fletas, drogadictas, alcohólicas, ladronas, etc, eran algunos de los epítetos que nos eran asociados, y en verdad no eran alejados de la realidad, pero en su momento fueron mala leche y con el ánimo de juzgar. En fin, llegamos a la conclusión de que un punto en común dentro de esta pseudo estabilidad mental actual, se debe a haber disfrutado a concho esos años.

            A unos tiernos quince años, figurábamos en cuanto bar chicha había en el centro de nuestro pueblo, por supuesto, siempre falseábamos la edad (sentarse al lado de los baños era el plan para esconderse por si llegaban los pacos). Tomábamos en la sala de clases a las 9 A.M, fumábamos como carretoneras, experimentábamos con cuanta amiguita o amiguito pasara por delante, robábamos materiales para el liceo porque la plata la gastábamos en copete, o simplemente pasábamos las tardes con una ouija invocando espíritus.

            Increíblemente ninguna se mandó algún cagazo de proporciones que pudiera haber afectado nuestros planes a futuro. Nuestra tesis es que haber sido adolescentes reventadas, te concientiza de algún modo, para no encandilarte con las luces de la “libertad” adulta. Hemos identificado que muchos de quienes se saltaron este proceso han terminado encasillados en alguna de estas categorías:

a)      viejx lolx: Aunque la categoría es elocuente por sí misma, nos referimos a esta típica persona que ya teniendo sus añitos se viste cual lolx de 15. En esta categoría es usual ver: Jeans de dos tallas menos de las que corresponden, abuso de Grecian 2000 (tintura para varones), lenguaje anacrónico que quiere ser bacán pero que no resulta, entre otros excesos fashionistas.

b)      El/La reprimío/a: Es quien entró a la u y lx perdimos en los pastos. Probablemente este personaje es el que más juicio hacía respecto a las personas que estaban disfrutando los placeres mundanos de la adolescencia, esto porque en el fondo, sentía celos y DESEABA fletearse.

c)      El mal del universitario, a qué nos referimos con esto, en el afán de ahorrar  las escasas lucas y en el éxtasis del primer amor adulto, se va a vivir con quien lx pesca primero. Este mal puede derivar en casarte con el primer wn/a que te culió, lo cual, en palabras sutiles, no es muy buena idea.

En definitiva, no se trata de incitar a la hipersexualización o al abuso de drogas, pero insistimos en que la experimentación en la fase adolescente es un paso crucial que define la transición a la madurez. Finalmente, para terminar el flashback a esos años de locura y de rial amistad, citamos al cerebro del team: “Pudiste estar en los lugares incorrectos, en momentos incorrectos, pero nunca con las personas incorrectas”.