Amores Imposibles

Imagen

Dentro de todos los amores imposibles que la literatura y la T.V. nos ha presentado a lo largo de la historia, nunca, pero nunca nunca nunca NUNCA, en mi aburrida y ultra normal vida, pensé que podía vivir alguno. No se asusten amigos, no es nada tan grave, pero es el tipo de amores imposibles, que realmente requeriría un cambio anatómico de mi parte, y creo que no es para tanto la cosa.

Como saben, me encanta exagerar mis situaciones para darle un poco de sabor a la historia, en este caso mi amor imposible, es más bien alguien que me podría gustar, que joteo de lejos, pero cuando todo empezaba a ponerse güeno, me informan la situación que nos hace caer en la mítica e histórica clasificación de los tipos de parejas que el destino ha decidido separar; y no, no somos de distintos mundos, ni tampoco nuestras familias se odian a muerte, de hecho nuestro problema es que tenemos gustos MUY parecidos.

Amigos, si es que no se han dado cuenta hasta ahora, mi amado Romeo prefiere casarse con Mercutio que con Julieta. Mi amado es gay, nunca había experimentado, primero una falla en mi radar, y segundo no saber qué hacer con nueva información. No tengo nada en contra que a mi Romeo le guste Mercutio, pero podría también gustarle Julieta, que quedó plop  admirando desde la lejanía como su potencial amor se alejaba. Qué hacer en esta situación amigos, por una parte se que no puedo hacer nada, porque obviamente respeto sus gustos, pero por otro lado los pseudos sentimientos que surgen cuando -después de tanto tiempo- te vuelve a gustar  alguien no los puedo desechar como si nada. Estoy literalmente imposibilitada por este amor, y no es tanta la desesperación como para convertirme en Mercutio.

Dónde habrá quedado lo que nos enseñaron, que el amor lo vence todo, no señores, no puedo vencer que a mi amado le guste otro amado, por último si fuese una peuca quizás podría utilizar algún tipo de arma mortal y robarlo, pero en este caso lo que me queda es tragarme lo que alcancé a sentir o desear sentir y convertirme en su BFF y añadir a mi corta lista de amistades a alguien que se viste mejor que yo (esa debió ser mi primera señal) y que me puede dar mejores consejos amorosos de los que alguna vez yo me pude dar.

Se despide atentamente,

 

Julieta

 

(G. Tassara)

2 thoughts on “Amores Imposibles

  1. lo único que puedo decirte es AMÉN HERMANA….averigua bien quizás al lolo en cuestión tb le atraigan las julietas…puede que tú como particular julieta le puedas gustar… cito a la siempre brillante simone de beauvoir “lo ideal sería ser capaz de amar a una mujer o a un hombre, a cualquier ser humano, sin sentir miedo, inhibición u obligación” :)*

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s